fbpx

Blog

El último

El último es un relato escrito por Miguel Rodríguez Echeandía sobre los últimos días de la vejez en soledad.

Mi padre murió cuando yo era muy joven, por lo que no tengo recuerdos de su existencia. Apenas fotos antiguas y olores viejos grabados en un recoveco ya olvidado de…

El taxista

El taxista es un relato escrito por Miguel Rodríguez Echeandía para su blog en el que habla de cómo las cosas no son siempre lo que parecen.

Reduce la velocidad según se aproxima a la fila de coches blancos y aburridos que, como el suyo, esperan a la clientela. Ha escogido una de las hileras de taxis…

El parque

El parque es un relato escrito por Miguel Rodríguez Echeandía sobre la investigación de un intento de violación en un parque.

Amanecía en el parque. Sin embargo no era un amanecer limpio, con aire fresco y luz grisácea que de rojos, naranjas y amarillos iba pintando la ciudad sobre el brillo…

El Ranger

El Ranger es un relato escrito por Miguel Rodríguez Echeandía sobre la historia de un soldado confederado.

Nadie se lo había querido perder. Sarah y sus chicas, los mineros de Mallony, el alcalde, el médico, el profesor… todo el Condado de Throckmorton había acudido a presentar sus…

Germani in ponte sunt

Germani in ponte sunt es un relato de ficción histórica escrito por Miguel Rodríguez Echeandía sobre un episodio de la Segunda Guerra Mundial.

La llegada al pueblo se había planeado meticulosamente hacía dos jornadas. Durante horas se revisaron mapas, planearon rutas y se preguntó a la población local la mejor forma de llegar…

El estuche

El estuche es un relato escrito por Miguel Rodríguez Echeandía para su blog sobre lo que guarda un músico en el estuche de su instrumento.

Es sólo un instante. Un momento de emoción que le embarga justo antes de comenzar el ensayo. Es el segundo preciso en el que abre el estuche y, sin saber…

Los hijos de puta

Los hijos de puta es un relato escrito por Miguel Rodríguez Echeandía sobre cómo hasta las peores personas tienen sus momentos de redención.

Desde niños ya apuntaban maneras, pegando a sus compañeros para quitarles el bocadillo en el recreo. Los dos podían pasar por alumnos de cursos superiores, con brazos largos y fuertes,…